martes, 27 de octubre de 2015

EDUCAR EN EL RECICLADO

Reciclando el plastico no es la solucion ya que apenas en el mundo se recicla nada mas el 15% del plastico la solucion del problema es que vendan las bolsas plasticas en los supermercados, y las botellas de refresco, agua, jugos… sean de otro material ya que el plastico tarda 2millones con 9 meses y 38 dias en degradarse por lo que tenemos que cuando hagamos las compras llevar bolsas de tela y poner en bolsas plasticas articulos como leche, carne, pollo… y no botar esas bolsas sino reutilizarla llevandola otra vez al mercado.
y aprende mas sobre el plastico
los pequeños cambios son poderosos
Considero que sí se puede, nuestro pueblo pudiera ser concientizado pero debería comenzar seriamente por nuestros gobernantes, las universidades y centros educativos, los ministerios de cultura y Turismo a fin de adquirir una cultura de contribuir a mejorar la salud y el medio ambiente. Este problema es universal por lo tanto, un solo país no podría hacerlo solo, se requiera trabajar en equipo donde las autoridades competentes utilicen a sus mejores expertos como mentores y se obtenga un ejército de voluntarios que sean estimulados y retribuidos por los logros. Por otro lado se requiere legislar y ser asesorados por los encargados del medio ambiente internacional en la ONU donde se ejecuten programas de servicios sociales con un mínimo de presupuesto más otra contra parte del presupuesto estatal, la empresa privada y las comunidades debidamente conscientes además que exista una supervisión por la policía ambiental y seguir evaluando cada ciclo de trabajo.
Aunque el reciclaje por sí solo no me parece la solución, no dejaría de separar los residuos para que sean gestionados de la mejor forma posible. Creo que cada pequeña acción positiva suma. Por otro lado, podemos hacer algo más que separar residuos para que alguien se encargue de reciclarlos. Aunque no siempre sea fácil encontrar opciones libres de plástico, en ocasiones tenemos la posibilidad y la capacidad de escoger no comprar objetos de plástico o si los compramos, usarlos de manera más racional.